Activos contables: Conoce los principales tipos de cuentas

Contenido
¿Qué es una cuenta de activos?

Un activo o cuentas de activos pueden definirse como cualquier recurso con valor financiero que es posesión o es controlado por un individuo, empresa o gobierno, con la finalidad de que se convierta en un beneficio positivo en un futuro. En otras palabras, los activos son elementos que una empresa utiliza para generar ingresos futuros o mantener sus operaciones.

Existen diferentes tipos de activos, los más comunes son corrientes, no corrientes, físicos, intangibles, operativos y no operativos. Para la supervivencia de una empresa es fundamental identificar y clasificar de manera correcta los tipos de activos, de manera que pueda mantener su solvencia y controlar los riesgos que se asocian a ello.

Las cuentas de activos generalmente tienen un saldo deudor. Esto quiere decir que las entradas de débito o creadas del lado izquierdo de una cuenta de activos hacen que el saldo de las cuentas de activos aumente, mientras que las entradas de crédito o de diario que se crean en el lado derecho reducen el saldo de la cuenta.

Principales tipos de cuentas

Las cuentas de activos suelen clasificarse en activos corrientes o circulantes, activos fijos y otros activos mencionados anteriormente, lo que permite que las empresas e independientes puedan realizar una sistematización adecuada, así como crear estados contables acertados y efectivos.

Cuenta de activos corrientes o circulantes

Los activos circulantes o las cuentas de activos corrientes consisten en cuentas con activos que se pueden convertir fácilmente en efectivo y equivalentes de efectivo que pueden ser utilizados en cualquier momento (por lo general en periodos no mayores a un año). Los activos circulantes también se denominan activos líquidos y ejemplos de estos son:

  • Dinero en efectivo en caja.
  • Equivalentes de efectivo.
  • Depósitos a corto plazo.
  • Cuentas por cobrar.
  • Inventario.
  • Valores negociables.
  • Material de oficina.
  • Inversionistas.

Cuentas de activos fijos o activos no corrientes

Los activos no corrientes o activos fijos son aquellos que no pueden ser convertidos con facilidad o rapidez en efectivo y equivalentes de efectivo. Por ello son denominados también activos a largo plazo o activos tangibles o intangibles, que no pueden ser destinados para la venta, pero que son necesarios para un adecuado funcionamiento de la compañía. Entre algunos ejemplos de activos fijos podemos mencionar los siguientes:

  • Tierras o terrenos.
  • Edificios.
  • Maquinarias.
  • Equipos.
  • Patentes.
  • Marcas registradas.
  • Mobiliario
  • Transportes.
  • Otros activos

En estos grupos se registran los activos o bienes que por sus características no encajan con claridad en los grupos mencionados, y no son ingresados en una cuenta individual.

Bienes de arte y cultura: se incluyen artesanías, obras, libros adquiridos por la empresa.

Diversos: son registrados diversos tipos de activos como comodatos, bienes aceptados en forma de pago, sucesiones, provisiones, etc.

En general, estas son las cuentas de activos contables comunes para las empresas en el país. Sin embargo, cada empresa es independiente y puede llevar la contabilidad de su negocio de diferentes maneras.

¿Por qué es importante la clasificación de activos?

La clasificación de activos es de gran importancia para cualquier negocio. Entender qué activos son activos circulantes o corrientes y cuáles son activos fijos es trascendental para comprender el capital de trabajo neto de la compañía.

Por ejemplo, en el escenario de empresas en una industria de alto riesgo, entender qué activos son tangibles e intangibles resulta de gran ayuda para la evaluación de la solvencia y el riesgo de esta.

Asimismo, establecer cuáles son los activos operativos y qué activos son los activos no operativos es de importancia para entender la contribución de ingresos de cada tipo de activo, así como también para determinar el porcentaje de ingresos de una compañía proveniente de sus actividades comerciales principales.

Esperamos que la información presentada sobre los principales tipos de cuentas de activos haya sido de utilidad para ampliar tus conocimientos. Para más información relacionada te invitamos a ver nuestros otros artículos.

Post relacionados

Alianza con Medipass: Licencias Médicas Electrónicas simplificadas

Alianza con Medipass: Licencias Médicas Electrónicas simplificadas

Las Licencias Médicas Electrónicas(LME) son una solución que abarata costos y ahorra tiempo en gran medida tanto para el colaborador como para el profesional de…
Reliquidaciones y el Libro de remuneraciones electrónico

Reliquidaciones y el Libro de remuneraciones electrónico

Hablemos sobre reliquidaciones, cómo funcionan en cuanto a la contabilidad y cómo deben ser reflejadas en el libro de remuneraciones electrónico.
Segundo desayuno sobre Recursos Humanos en Rex+

Segundo desayuno sobre Recursos Humanos en Rex+

¡Lo bueno se repite! Realizamos nuestro segundo desayuno con clientes para conversar sobre Recursos Humanos.