Claves para facilitar la vuelta a la oficina

Contenido

La resistencia para la vuelta a la oficina después de la pandemia del Coronavirus se ha vuelto sorprendente. La forma y velocidad con que los empleados pudieron adaptarse al trabajo a distancia durante esa crisis, es también sorprendente.

Un reciente estudio revela que solo un tercio de los empleados piensan que retornarán a trabajar en la oficina cuando vuelva a abrir. Igualmente, las empresas están recuperando a sus empleados de manera gradual.

Muchas empresas buscan la mejor forma para la vuelta a la oficina de sus empleados. La vuelta a la oficina después del COVID-19 puede llegar a ser complicada. Por eso, para hacer más fácil la transición, las organizaciones de recursos humanos deben hacer cambios en las políticas, el lugar de trabajo físico y sus relaciones con sus colaboradores.

Los empleados han percibido que el trabajo puede ser más productivo desde el hogar, y eso influye en su resistencia a la vuelta a la oficina.

¿Por qué es difícil para los colaboradores volver?

Es indudable que luego de esta crisis sin precedentes, los trabajadores consideren que la vuelta a la oficina será difícil.

Los empleados pudieron percibir durante la crisis que es posible realizar la mayor parte de su trabajo desde casa. En consecuencia, sus preferencias se inclinan a realizar el trabajo desde la comodidad y seguridad del hogar. Sin gastos de transporte y teniendo un horario mucho más flexible, los trabajadores se resisten a la vuelta a la oficina tradicional.

¿Por qué las empresas quieren que vuelvan?

Los empleadores desean que los empleados vuelvan a la oficina debido a que quieren obtener beneficios de estos en persona. Muchos gerentes consideran que la interacción personal cara a cara, es indispensable para la creatividad y la innovación.

Una de las consecuencias que podría tener la resistencia de la vuelta al trabajo, es la posibilidad de perder personal valioso. En efecto, el ser una obligación la vuelta a la oficina puede tener como consecuencia, que los trabajadores decidan cambiar de empleo bajo la modalidad remota.

En consecuencia, las empresas están considerando la posibilidad de una modalidad híbrida. Es decir, que una porción del trabajo sea desarrollada desde casa y la otra en modalidad presencial. Para facilitar la vuelta a la oficina de los colaboradores, las empresas deberán establecer una serie de cambios acordes con estas realidades.

El modelo híbrido

Ante la realidad de la resistencia a la vuelta a la oficina, las empresas se aprestan a tomar las medidas pertinentes. Entre ellas facilitar el retorno. Inclusive considerando la modalidad híbrida, que incluye trabajo remoto y en sitio, con horario flexible.

Para la implementación del modelo híbrido para la vuelta a la oficina, es importante:

  • Diagnóstico adecuado, oportuno y realista.
  • Mejorar la comunicación y la planificación.
  • Aprovechamiento máximo las jornadas presenciales.
  • Considerar mayor autonomía para los empleados.
Consejos para facilitar la vuelta a la oficina

Las organizaciones empresariales deberán de implementar importantes cambios para facilitar la vuelta a la oficina de los empleados, entre ellas:

  • Lugar de trabajo seguro. Al regresar al trabajo después del COVID-19, la salud y la seguridad deben ser la primera prioridad.
  • Fomento de buena higiene. Luego de la limpieza del lugar de trabajo, se debe alentar a los empleados a mantenerlo seguro y saludable.
  • Actualizar políticas y procedimientos. La pandemia cambió completamente la manera en que cada empresa hace negocios. Se hace necesario actualizar sus políticas y procedimientos para que se ajusten a las mejores prácticas.
  • Salud mental de los empleados. Las cuarentenas pudieron haber afectado la salud mental de parte del personal. Se deben prever recursos para ayudarlos.
  • Fomento de interacción social. Se requiere estimular el proceso de socialización y de interacción.

Encuentra más novedades y notas de interés sobre el mundo de los Recursos Humanos en nuestro  blog.

Post relacionados